ETHERLINE® Cat.6A FLEX Latiguillos

ETHERLINE® Cat.6A FLEX Latiguillos

Latiguillos de Ethernet Industrial de categoría 6A, aptos para velocidades de transmisión de datos de hasta 10 Gbits/s, para aplicaciones flexibles

  • Disponible con conectores RJ45 y M12, así como con extremo libre.
  • El cable empleado en el latiguillo es el ETHERLINE® Cat.7 FLEX. Este componente individual cuenta con certificación UL AWM styles 11117 y 21576 (1000 V, 80 °C) y AWM I/II A/B acc. to CSA C22.2.
  • Cable fabricado con doble apantallamiento para ser resistente a las interferencia electromagnéticas (S / FTP), con cubierta exterior de PUR, resistente a aceites, ignífugo y libre de halógenos.
  • Encuentre en nuestro selector de soluciones de comunicación diferentes longitudes y configuraciones.

 

Diferencias Cable Cat. 6A y Cat. 7

En el sistema del latiguillo, cable más conector, puede ocurrir que aunque en el sistema la velocidad máxima estará limitada por la categoría de los conectores, siendo actualmente la máxima disponible de Cat. 6A, la razón por la que desde LAPP empleamos el cable de categoría 7, es porque se comportará mejor en la aplicación industrial.

La diferencia entre un cable de Cat. 6A frente a un cable de Cat. 7 es la “seguridad de la transmisión de datos”. Si bien las tasas de velocidad de transmisión de datos son parecidas, el mayor ancho de banda (rango de frecuencia) proporciona a la Cat.7 una especie de búfer de seguridad que en situaciones de “estrés” al cable, puede mantener el margen de 10 GBit/s, mientras que el cable Cat.6A perdería antes sus características de transmisión bajo la misma tensión. Es decir los cables de Cat.7 cuentan con mayores reservas en términos de rendimiento y seguridad de transmisión, ya que funcionan a una frecuencia de transmisión mucho mayor de 600 Mhz en vez de 500 Mhz.

Como puede verse en la imagen mostrada, cuanto mayor son las acciones de estrés mecánico o químico de agentes externos, antes pierde propiedades de transmisión el cableado de Cat. 6A frente al Cat. 7. El espacio entre ambas es el llamado “bufer de seguridad” que a igualdad de velocidad de transmisión de datos, es mayor en la Cat. 7. Como resultado, los cables aún logran el máximo rendimiento incluso si envejecen o están dañados a lo largo del tiempo.