e-Shop

Cables resistentes al calor

Cables resistentes al calor

¿Qué es un cable resistente al calor?

En función del uso previsto y las condiciones a las que van a estar expuestos los cables se debe escoger el tipo de cubierta. El secreto es encontrar la mezcla correcta, y eso requiere muchos conocimiento y experiencia. A continuación, algunos ejemplos de tipos de cubierta.

El material por excelencia para la cubierta de los cables es el PVC (cloruro de polivinilo). Es económico y se puede cortar fácilmente con una navaja, lo que facilita quitarle la cubierta (pelar el cable) para unirlo al conector. Además, algunos PVC pueden llegar a aguantar temperaturas por encima de los 100 °C.

A temperaturas significativamente más altas, los cables de PVC ya no pueden resistir y se necesitan otros materiales. Dependiendo del rango de temperatura, los fabricantes utilizan copolímero de poliolefina, etileno propileno fluorado, politetrafluoroetileno, así como silicona. Estos materiales son capaces de resistir temperaturas de hasta 260 °C en función del compuesto utilizado.

Si hace más calor, la estructura del cable debe ser completamente distinta. En esos casos, tanto el trenzado conductor como el cable entero van envueltos en una cinta de mica y una trenza de fibra de vidrio, elevando las temperaturas constantes que se pueden aguantar hasta los 650 °C. Algunos cables pueden resistir incluso más de 1500 °C durante un breve periodo de tiempo.

¿Dónde se usan los cables resistentes al calor?

Cuando hay temperaturas «normales», los cables normales son adecuados. Los cables con cubierta de PVC pueden soportar el calor de un día de verano. Los cables resistentes al calor se utilizan cuando el equipo técnico puede generar temperaturas más elevadas por encima de los 100 °C, como sucede, por ejemplo, en el compartimento del motor de los coches, cuando los cables de los sensores pasan entre las partes calientes del motor.

En casa también hay cosas muy calientes, como la calefacción, el horno o las lámparas halógenas. En la industria, las temperaturas son totalmente distintas, por ejemplo, en los grandes hornos de líneas de alimentación. A veces pueden subir por encima de los 1000 °C en las centrales eléctricas de carbón o gas o en los altos hornos de la producción de acero.

Por cierto, los cables que son muy resistentes al calor también suelen serlo a las bajas temperaturas. Así, son aptos para la montaña o el Ártico, por lo que estos tipos de cables y conectores también están demandados en los eventos deportivos de invierno. Estos componentes pueden aguantar gélidas temperaturas de -40 °C o menos.

¿Qué cables resistentes al calor tiene LAPP en su catálogo?

Un clásico de LAPP es el ÖLFLEX® HEAT 180 SiHF, un cable de potencia y control para ingeniería mecánica. Con su amplio rango de temperatura, que va de los 60 a los 180 °C, cubre la gran mayoría de las aplicaciones, inclusive aquellas en las que utilizan aceites, alcoholes y muchas sustancias químicas.

El ÖLFLEX® HEAT 125 MC/C MC «solo» puede aguantar 125 °C. En todo caso, el plástico es libre de halógenos, por lo que este cable es especialmente adecuado en zonas muy transitadas, tanto en la industria como en los edificios públicos. Posee una cubierta de plástico reticulado mediante radiación para un mejor comportamiento ante el fuego.

ÖLFLEX® HEAT 650 SC puede soportar 650 °C de forma continua. Sus increíbles propiedades se deben a una trenza de níquel y al aislamiento de seda, y es ideal para emplear en centrales energéticas, en altos hornos o en motores, pero también para módulos de calefacción y sistemas de cocina.

LAPP dispone de una completa gama de cables especialmente resistentes al calor. Algunos aguantan incluso el fuego, como el cable de Ethernet industrial ETHERLINE® FIRE, que logra altas tasas de transmisión de datos de hasta 10 Gbit/s con una alta calidad de señal de hasta 100 metros de longitud de cable. Un aislamiento del conductor con base de poliolefina y la envoltura de los conductores con una cinta especial resistente al fuego bloquean una cinta retardante de llama durante al menos 120 minutos, tiempo suficiente para que los bomberos controlen el incendio.

LAPP también ofrece una completa gama de conectores y accesorios resistentes al calor, como los conectores EPIC® o los prensaestopas SKINTOP®.

Productos destacados

ÖLFLEX® HEAT 180 SiHF


ÖLFLEX® HEAT 125 C MC


ÖLFLEX® HEAT 650 SC


ETHERLINE® FIRE