e-Shop

Prensaestopas ATEX

SKINTOP® MS-M ATEX

La fuerza y el grado de destrucción de una reacción química en cadena en una planta industrial podría llegar a ser inmensa. Explosiones de gas o de polvo de dimensiones gigantescas son posibles sobre todo en fábricas de productos químicos o gasolineras, donde se fabrican o repostan combustibles y también en plantas de producción de azúcares y harinas.

Por consiguiente, los instaladores y operadores de sistemas en áreas potencialmente explosivas, necesitan productos certificados cuyas propiedades cumplan con las normas establecidos para la prevención de accidentes. Descubra a continuación qué establece la Directiva ATEX, qué son las atmósferas explosivas de gas y polvo, cómo puede ser la protección contra explosiones de los dispositivos y cómo se conceden las certificaciones ATEX

¿Qué significan las siglas ATEX?

Las siglas ATEX proceden del término en francés "ATmosphères EXplosibles", es decir, atmósferas explosivas. ATEX es la denominación abreviada de la Directiva de productos 2014/34/EU del Parlamento y del Consejo Europeo sobre la introducción en el mercado de todos los dispositivos y sistemas de protección en atmósferas potencialmente explosivas. Está dirigida a fabricantes, importadores y usuarios de esos equipos. La directiva vigente en la actualidad fue aprobada el 26 de febrero de 2014, es válida para todo el Espacio Económico Europeo y fue trasladada a los derechos nacionales de toda la Unión Europea.

Nota: La Directiva 1999/92/EC, más antigua pero aún válida, sobre seguridad laboral en atmósferas explosivas se titula Directiva ATEX, pero LAPP, como fabricante de productos, solo la considera secundaria.

¿Qué son las atmósferas potencialmente explosivas?

Las zonas de riesgo o atmósferas potencialmente explosivas son, según la directiva, «zonas en las que puedan formarse atmósferas explosivas debido a las circunstancias del lugar o de la actividad».

 

¿Qué tiene que ver LAPP en la protección contra explosiones?

LAPP, como fabricante de cables, prensaestopas, conectores y otros componentes de sistema para dispositivos eléctricos, maquinaria y equipamientos, tiene que asegurar en todo momento que los productos cumplan la normativa vigente para su campo de aplicación.

Nos adherimos a lo siguiente: la Directiva ATEX define cómo debe ser la introducción en el mercado de DISPOSITIVOS Y SISTEMAS DE PROTECCIÓN para atmósferas potencialmente explosivas. Además, estipula que «los dispositivos y sistemas de protección deberán estar equipados con entradas (prensaestopas) de cables adecuadas». Por lo tanto, los prensaestopas se consideran componentes y no deben ser una fuente de ignición para posibles explosiones ni contribuir a una fuente de ignición en áreas potencialmente explosivas.

En general se puede decir que siempre que se utilicen dispositivos en zonas con riesgo de explosión, es necesaria una certificación ATEX.

Los cables NO entran dentro del ámbito de aplicación de la Directiva ATEX. Como resultado, no tienen certificación. La planificación, selección y uso de cables en áreas potencialmente explosivas es responsabilidad de los instaladores de la planta.

Antes de explicar qué certificados ATEX existen en el ámbito general y para nuestros prensaestopas en particular, así como su contenido, volvamos al punto de partida.

¿Qué es la protección contra explosiones?

En términos simples, la protección contra explosiones incluye todas las medidas que minimizan o previenen por completo el riesgo de generación e ignición de una atmósfera explosiva. Según la directiva, la atmósfera explosiva es "una mezcla de aire y gases, vapores, nieblas o polvos combustibles en condiciones atmosféricas en las que el proceso de combustión se extiende a toda la mezcla no quemada después de que se ha producido la ignición".

 

¿Cuándo y cómo se produce una explosión?

Los gases (también los vapores y nieblas), así como el polvo en suspensión, son sustancias que pueden inflamarse rápidamente en combinación con oxígeno y un foco de ignición, siempre y cuando haya simultáneamente suficiente cantidad de todos los componentes durante un periodo de tiempo determinado. En general se consideran focos de ignición el calor, las llamas descubiertas, y las chispas. En el aire que respiramos hay oxígeno en concentración suficiente, con casi un 21%.

Si se alcanzan la energía y la temperatura de ignición necesarias, se produce una explosión.

 

Representación de la explosión

¿Cómo se clasifican las zonas de riesgo en la Directiva ATEX?

La Directiva ATEX clasifica las zonas con riesgo de explosión fundamentalmente en dos grandes tipos:

  • Zonas de gas (sustancia inflamable: gas)
  • Zonas de polvo (sustancia inflamable: polvo)

Tanto las zonas de gas como las de polvo se subdividen en subtipos en función de la frecuencia y cuánto tiempo pueden producirse allí atmósferas explosivas de gas o polvo.

Sustancia inflamable Clasificación de zonas Las atmósferas explosivas....
Gas Zona 0 se producen de forma constante, duradera o frecuente.
" Zona1 es probable que se produzcan.
" Zona 2 es poco probable que se produzcan y, en caso de hacerlo, son infrecuentes o de poca duración.
Polvo Zona 20 se producen de forma constante, duradera o frecuente.
" Zona 21 es probable que se produzcan.
" Zona 22 es poco probable que se formen por polvo en suspensión o solo de forma infrecuente/de corta duración.

 

Los dispositivos cuya introducción en el mercado tenga que estar regulada por la Directiva ATEX se agrupan a su vez en dos categorías:

  • Dispositivos del grupo I: Aparatos para uso en explotaciones mineras, tanto de superficie como subterráneas
  • Dispositivos del grupo II: Aparatos para uso en atmósferas potencialmente explosivas debidas a la presencia de polvo y gases.

Dentro de los grupos de dispositivos existen varias categorías. También en las categorías de dispositivos tiene un papel decisivo la frecuencia y la duración de la formación de atmósferas explosivas debidas a la presencia de gases o polvo. En función del grado de peligro, se establecen los requisitos de seguridad necesarios para los dispositivos.

Comparación:

Un dispositivo de grupo II y categoría 1 debe garantizar un alto nivel de protección, y está previsto para utilizarse en un medio ambiente «en el que se produzcan de forma constante, duradera o frecuente atmósferas explosivas (...)». El dispositivo también debe garantizar el nivel de protección requerido en caso de averías o fallos de funcionamiento infrecuentes.

Un dispositivo de grupo II y categoría 2 debe garantizar un alto nivel de protección, y está previsto para utilizarse en un ambiente «en el que sea probable la formación de atmósferas explosivas (...)». El dispositivo también debe garantizar el nivel de protección requerido en caso de averías o fallos de funcionamiento frecuentes. El dispositivo también debe garantizar el nivel de protección requerido en caso de averías o fallos de funcionamiento frecuentes.

¿Dónde pueden producirse atmósferas explosivas debidas a la presencia de gases y polvo?

Existencia de zonas con peligro de explosión por presencia de gas

Las zonas con peligro de explosión por gas se dan en cualquier sitio en el que se transporten o se procesen sustancias como hidrógeno, metano, butano, propano o etileno. Además, también donde se usen sustancias que desprendan gases, como la gasolina.

→ Industria farmacéutica, petroquímica, minería, plataformas petrolíferas, etc.

 

Existencia de zonas con peligro de explosión por presencia de polvo

Las zonas con peligro de explosión por polvo se dan en cualquier sitio en el que haya sustancias como, por ejemplo, harinas, cereales, flúor o aluminio, así como polvo en general.

→ Molinos, molturadoras, secadoras industriales, plantas de compuestos, tuberías de transporte (p. ej., de cereales), silos en los que el polvo y gases generen procesos de fermentación, etc.

 

¿Qué requisitos de diseño se aplican a los productos utilizados en zonas con riesgo de explosión?

Aunque los requisitos de seguridad para dispositivos y sistemas de protección están cubiertos por la Directiva ATEX, los requisitos de diseño de dispositivos y sistemas de protección se establecen mediante los llamados tipos de protección contra explosión.

En función del tipo de protección, se debe:

  1. Asegurar que no pueda formarse un foco de ignición
  2. Evitar que se active un foco de ignición
  3. Evitar que las atmósferas explosivas alcancen el foco de ignición
  4. Asegurar mediante una cubierta que la explosión no se extienda.

Entre los tipos de protección, se distingue entre atmósferas con gas o con polvo, así como para equipos eléctricos o no eléctricos. Los tipos de protección se describen en la norma EN IEC 60079. En LAPP puede encontrar productos del tipo de protección contra explosiones «e», de seguridad elevada.

¿Qué indica una certificación ATEX?

Las certificaciones ATEX pueden ser emitidas por un organismo certificador autorizado que verifique la protección contra explosiones de un dispositivo eléctrico o no eléctrico para una categoría determinada. Una vez realizado con éxito el procedimiento de evaluación de la conformidad, se expide la certificación ATEX, que autoriza el uso del producto en un entorno potencialmente explosivo muy definido.

Proceso:

  • El fabricante determina el tipo de protección contra explosiones y, con él, los requisitos de diseño de su producto.
  • Un organismo certificador comprueba si el producto cumple los requisitos de protección de la Directiva ATEX.
  • El fabricante recibe un certificado ATEX y puede introducir su producto en el mercado.

Productos ATEX de LAPP

Así puede encontrar los productos ATEX en el catálogo de LAPP

Nuestros prensaestopas están asignados al grupo de dispositivos II y pueden ser utilizados en todas las zonas con riesgo de explosión, a excepción de la zona 0.

Puede encontrar los productos con certificación ATEX por medio de nuestro selector de prensaestopas. Para esto debe incluir el filtro de "propiedades" seleccionar «Para gas zona-EX» o «Para polvo zona-EX».

Algunos ejemplos de nuestros prensaestopas ATEX:

¿Ha pensado en los accesorios correspondientes, como tapones ciegos y ampliadores?

Además, nuestros prensaestopas no solo cumplen la Directiva ATEX, sino que también poseen la certificación IECEx de conformidad con la norma IEC 60079, por lo que se pueden utilizar a nivel internacional.

 

Así se interpretan las certificaciones de nuestros productos

En la página de producto del catálogo online, junto al número de referencia de cada producto encontrará un símbolo de información en el que encontrará diferentes documentos para descargar entre ellos certificado para productos ATEX.

Descarga certificados ATEX

Ejemplo de interpretación con SKINTOP® MS-M ATEX:

Ex II 2G Ex eb IIC Gb Ex II 1D Ex ta IIIC Da
II
= grupo de dispositivos II
II
= grupo de dispositivos II
2G
= categoría de dispositivos para entornos con gas, formación probable de atmósferas potencialmente explosivas, requisitos de protección para el producto elevados
1D
= categoría de dispositivos para entornos con polvo, formación constante de atmósferas potencialmente explosivas, requisitos de protección para el producto muy elevados
Ex eb
= tipo de protección «protección elevada»
Ex ta
= tipo de protección «protección mediante cubierta»
IIC
= grupo de explosión, también para gases con baja energía de ignición, como el hidrógeno, p. ej.
IIIC
= grupo de explosión, también para grupos con alto peligro de explosión por la presencia de polvo
Gb
= nivel de protección para gases, se corresponde con la zona I
Da
= nivel de protección para polvos, se corresponde con la zona 20

 

Razones por las que LAPP es una buena elección cuando se trata de productos con protección contra explosiones

  • Planta de producción de LAPP realizada de conformidad con la norma DIN ISO 9001/9002
  • Proceso de producción de LAPP de conformidad con la Directiva ATEX
  • Certificado de examen CE de tipo (diseño y fabricación del producto conforme a la Directiva ATEX)
  • Certificación de producto IECEx de conformidad con la norma EN IEC 60079
  • Manuales de instrucciones en varios idiomas