Cables libres de halógenos

Cables libres de halógenos

¿Qué es un cable libre de halógenos?

Si aún recuerda la tabla periódica de las clases de química, no habrá olvidado que el séptimo bloque de elementos son los que contienen los halógenos. Los elementos en cuestión son el flúor, cloro, bromo, yodo, astato y teneso. Estos elementos químicos se encuentran en muchos compuestos. Por ejemplo, en el cloruro de polivinilo (PVC), que es un material muy duradero y por ese motivo se utiliza en muchos productos. En el caso de los cables lo podemos encontrar tanto como material aislante como para cubierta exterior. El cloro y otros halógenos también se incluyen frecuentemente como aditivos para mejorar la protección para retardar la llama en caso de incendio. Pero esta adición tiene un inconveniente, los halógenos son perjudiciales para la salud. Por este motivo, los materiales plásticos que son libres de halógenos pueden utilizarse también en la construcción de cables.

Si desea utilizar este tipo de cables, debe buscar la designación "libre de halógenos". Los plásticos que contienen halógenos se pueden identificar por los elementos químicos como la goma de clorofenol, etileno propileno fluorado, goma de fluoropolímero, etc. Por el contrario, materiales como la silicona, poliuretano, polietileno, poliamida, polipropileno, elastómeros termoplásticos (TPE) son compuestos libres de halógenos. No contienen estabilizadores a base de metales pesados y se buscan aditivos seguros para la protección frente al fuego.

Cables alimentación y control

Libres de halógenos

Sistemas de transmisión de datos

Libres de halógenos

¿Cuál es la ventaja de los cables libres de halógenos?

Los halógenos tienen muchas propiedades positivas, pero lamentablemente también algunas negativas. El cloro, por ejemplo, es un buen agente desinfectante, pero los halógenos son dañinos para la salud en cantidades excesivas. Esto ocurre cuando se queman plásticos con halógenos, particularmente el PVC. Si se produce un incendio, el plástico libera haluros de hidrógeno. Los halógenos se combinan con el agua, como el agua de extinción utilizada por los bomberos o el fluido de las membranas mucosas, dan lugar a la formación de ácidos. El cloro se convierte en ácido clorhídrico y el flúor en ácido fluorhídrico altamente corrosivo. Si estas sustancias llegan al sistema respiratorio, pueden causar irritación y provocar la muerte por asfixia e incluso las personas que consigan sobrevivir al fuego pueden sufrir daños permanentes para la salud. Este no ocurriría en el caso de los cables libres halógenos. Cuando se calientan mucho o se queman, no forman ácidos corrosivos ni gases nocivos.

Para la protección contra incendios, los cables también deben tener protección contra las llamas y una baja generación de humo. La protección contra las llamas ralentiza la combustión y la propagación de la llama y promueve la autoextinción. Los fabricantes se enfrentan a un reto en este caso, ya que el cloro y el bromo son excelentes retardadores de llama. Sin embargo, debido a los peligros para la salud mencionados, solo está permitido donde no haya posibilidad de daño a las personas. Como resultado, LAPP ha desarrollado materiales con un alto nivel de protección contra los incendios libres de halógenos. También tienen una baja densidad generación de humos, por lo que facilitan que las personas atrapadas encuentren la salida de emergencia. También conservan su funcionamiento durante un mayor tiempo en caso de incendio. El cable ETHERLINE® FIRE de LAPP conserva sus funcionamiento incluso después de dos horas en llamas y continúa transmitiendo datos durante el incendio sin perder velocidad en la transmisión de datos. Esto puede ser importante en edificios con aglomeración de personas, donde las cámaras de vigilancia proporcionan imágenes del origen del incendio. LAPP tiene una gama completa de cables resistentes al incendio, desde cables NHXMH libres de halógenos hasta mangueras retráctil PROTECT-HF y cables de datos de la marca ETHERLINE®.

¿En qué aplicaciones se deben utilizar cables sin halógenos?

En resumen, donde quiera que haya personas o animales presentes. Esta necesidad queda claramente demostrada por el desastroso incendio en el aeropuerto de Düsseldorf el 11 de abril de 1996. Allí, 17 personas murieron porque los cables de PVC liberaron humos, así como dioxinas y furanos tóxicos. En el interior de los vehículos, como autobuses o los tranvías, los cables libres de halógenos no solo son otro elemento sensible, son también un requisito legal. Los materiales libres de halógenos también son obligatorios en edificios públicos como aeropuertos, hospitales, escuelas y salas de exposiciones, donde los cables se instalan en conductos de cables. Las especificaciones para barcos, aviones y transporte público también deben estipular cables libres de halógenos. Como usuario, debe estar atento a las designaciones de cables libres de halógenos que indiquen el cumplimiento de las siguientes normas: IEC 60754-1 (cables libres de halógenos), IEC 60754-2 (baja corrosividad y acidez de los gases del fuego), EN 50305 (baja toxicidad de los gases del incendio), ECE-R 118.01 (ensayo de incendio en autobuses).

En otro tipo de aplicaciones industriales, sin embargo, hay que valorar otros factores de seguridad. Los cables libre de halógenos con todas las características mencionadas anteriormente proporcionan, por ejemplo, un cable bastante rígido, con prestaciones mecánicas y resistencias químicas muy limitadas. Así pues, en función de la máquina y la línea de instalación, hay que tener en cuenta la seguridad del proceso y la seguridad de los trabajadores. Los cables libre de halógenos no siempre son la selección más idónea. Consulte con su contacto en LAPP para que le aconseje sobre el tipo de cable más adecuado para su instalación. 

Otros productos que LAPP puede le ofrece

Sistemas de fibra óptica

HITRONIC®

Conectores industriales

EPIC®

Prensaestopas

SKINTOP®

Sistemas de protección y guiado de cable

SILVYN®

Sistemas de identificación

FLEXIMARK®