Hyundai - Rotem

Actualmente se realizan grandes inversiones en la expansión de transporte ferroviario a nivel mundial, lo que hace que el mercado ferroviario se encuentre en crecimiento. Los expertos estiman que el mercado potencial para soluciones de conectorización es de 500 millones de euros en el mercado del material rodante. LAPP se ha posicionado como un proveedor de tecnología de conexión para este sector con los cables ÖLFLEX® TRAIN para el tren de alta velocidad KTX de Corea del Sur.

 

Requisitos de la aplicación

LAPP superó algunos desafíos para lograr posicionarse en este mercado. Todos los productos tienen que cumplir con requerimientos de seguridad muy estrictos, sobre todo en temas de protección contra el fuego. Además, los proveedores en la industria ferroviaria deben que cumplir con la norma IRIS (International Railway Industry Standard). 

Para el fabricante ferroviario Hyundai-Rotem, la proximidad con el cliente era importante. Estaba buscando a un  proveedor regional que conociera el mercado y tuviera la capacidad de responder rápidamente, por lo que LAPP Corea fue el partner ideal.

 

La solución

LAPP suministró 100 km de cables ÖLFLEX® TRAIN para el KTX (Corea Train eXpress) de Hyundai-Rotem en Corea del Sur. “Este es el primer gran proyecto en el que LAPP ha suministrado cables de alimentación para trenes de pasajeros y de alta velocidad.” Dijo  Lance Lee, Marketing Manager en LAPP Corea. EL KTX alcanza velocidades de 300 km/h y conecta la capital Seúl con las ciudades de Mokpo y Busan.

Productos

Tres cables especiales fueron desarrollados para el tren de alta velocidad. El cable de conexión híbrido ÖLFLEX® TRAIN GKW 300V, además del ÖLFLEX® TRAIN 4GKW HF 1800V y el ÖLFLEX® TRAIN 9GKW HF 3600V. Estos dos últimos son cables altamente flexibles que soportan radios de flexión muy pequeños y que se usan como cables de conexión entre los vagones.

Además de la certificación IRIS, el sector del material rodante debe cumplir con normativas y requisitos muy exigentes. Se ha establecido un estándar internacional para cables ferroviarios: el European Standard (EN), un estándar de diseño y ensayo para cables de control y de potencia. Para obtener las certificaciones necesarias, LAPP ensayó sus productos en 3 lugares diferentes: el centro tecnológico de inspecciones en Stuttgart, el centro de pruebas contra incendios en Forbach en Francia y en LAPP Corea. Los ensayos se enfocaron principalmente en la resistencia al fuego. Para asegurar que los cables fueran robustos, se instaló un sistema de reticulación especial en nuestras instalaciones.

 

Éxito

Después del éxito de los cables de LAPP para el tren de alta velocidad, recibimos más pedidos. Por ejemplo para un KTX que conecta las ciudades de Seúl y Gangneung, que reducirá el viaje de 4 horas y 35 minutos a 1 hora y 52 minutos. También conectará con PyeongChang, ciudad en la que se desarrollaron los Juegos Olímpicos de Invierno en el 2018.

 

El cliente

El KTX lo opera la compañía ferroviaria estatal de Corea del Sur, Korea Railroad Corporation (Korail). La primera generación de trenes se basó en el TGV y fue parcialmente producida directamente en Corea bajo licencia del fabricante francés de trenes Alstom. El fabricante de ferrocarriles con sede en Seúl, Rotem (más tarde Hyundai-Rotem) aprovechó esta experiencia y ahora produce un KTX-II desarrollado en Corea en que se utilizan cables LAPP.